Un arte indígena emergente en el Perú y en México: condiciones, motivaciones y finalidades

publicado a la‎(s)‎ 8 ago. 2014 9:55 por Administrador Sociedad Bosquesina   [ actualizado el 12 feb. 2015 7:09 ]
Conferencia pronunciada por J. GASCHÉ en 2011.

Hablaré de dos experiencias en las que fui confrontado con el surgimiento de nuevas formas gráficas de representación de la vida indígena en las comunidades bosquesinas. Tanto el estatus y la función social de los artistas, como su situación política y, desde luego, sus motivaciones y finalidades eran distintas, y hay que precisarlas para comprender contextos socio-políticos que liberan la creatvidad indígena, de alguna manera, insospechada y llena de sorpresas. 

Uno de los procesos se realizó entre maestros indígenas “autónomos”, no oficiales, designados para su función por sus comunidades en remplazo de los maestros oficiales, estatales, que el movimiento zapatista había echado de las escuelas comunales de Chiapas en México.

El otro proceso se desarrolló en las comunidades huitoto y bora de Pucaurquillo, en el río Ampiyacu, en la Amazonía peruana. En este casos eran jóvenes y jóvenes padres de familia los que hicieron evolucionar su producción de pinturas para el mercado turístico hacia formas de representación más complejas, más reflexionadas y más expresivas.

En México, tres ex-docentes del FORMABIAP en Iquitos – entre ellos, yo mismo – que ejecuta AIDESEP junto con el ISPL, y ahora con la UCP, han guiado un proceso de elaboración de “Tarjetas de Autoaprendizaje” que previamente fue llevado a cabo en Iquitos bajo el auspicio de la UNESCO, pero por los docentes en colaboración con los especialistas ind´igenas. En Chiapas, los mismos estudiantes que se formaban como maestros han sido los autores de las tarjetas. El propósito pedagógico de este material para escuelas primarias bilingües e interculturales ha sido que grupos de 3 o 4 niños a partir del tercer grado (cuando ya saben leer en su lengua) lean una tarjeta y sigan las instrucciones, precisadas con ilustraciones, para realizar una tarea productiva en la forma cultural de su pueblo y comunidad. Con este propósito se integraba contenidos indígenas – un saber y saber-hacer – en la escuela primaria para valorarlos y, luego, articularlos con los conocimientos científicos y nacionales. [...]

Ver en versión PDF