Fracaso y éxitos de una propuesta educativa intercultural concebida y aplicada en América Latina y basada sobre el método inductivo intercultural.

publicado a la‎(s)‎ 11 jun. 2012 20:50 por Soporte Web   [ actualizado el 11 jun. 2012 20:57 ]

Ahora, 27 años después de haber empezado a reflexionar sobre e investigar las condiciones de la enseñanza-aprendizaje en las escuelas indígenas de la Amazonía peruana y de haber propuesto un currículo alternativo para la formación magisterial indígena (es decir: para el nivel de educación superior) y otro para la escuela primaria intercultural y bilingüe amazónica, luego, para maestros y escuelas indígenas mexicanas y, finalmente, para estudiantes universitarios y escuelas indígenas brasileñas, podemos, mirando atrás, examinar desde una mayor distancia el camino recorrido y analizar, por un lado, los factores que, en un primer tiempo y en el Perú, no han dado los frutos esperados a la propuesta inicial y los que, por otro lado, sí, en México y Brasil, han favorecido procesos formadores exitosos por haber desarrollado la creatividad indígena, por un lado, gracias a la iniciativa de un grupo de maestros comunitarios chiapanecos de la UNEM e independientes, por otro lado, por  la comprensión y el compromiso de docentes universitarios mexicanas (María Bertely-CIESAS-DF, Rossana Podestá-UPN-Puebla, Erica González-CIESAS-Oaxaca, UliKeyser-UPN-Michoacán) y bresileños (MaximRepetto-UFRR, Marcia Spyer-UFMG, Jucimar Dos Santos-UEB).

Expondremos aquí en qué condiciones, con qué experiencias previas y con qué a prioris e hipótesis empezamos nuestras investigaciones educativas en 1985, elaboramos la primera propuesta de formación magisterial, la que empezamos a aplicar en 1988, y explicaremos también la estrategia de formación de formadores de formadores que diseñamos en esa época inicial. Trazaremos luego el proceso que condujo al abandono paulatino de esta estrategia y, con ello, al abandono de los  procesos pedagógicos que apuntaban a la liberación de la creatividad del maestro indígena, y la vuelta a las prescripciones y los “recetarios”.

En la Amazonía peruana, los estudiantes que recibimos a partir de 1988 en el programa de Formación de Maestros Especializados en Educación Intercultural y Bilingüe (FORMABIAP) en Iquitos eran en su mayoría egresados de colegios secundarios rurales o urbanos, donde habían recibido una educación “civilizadora” que despreciaba e ignoraba los valores socio-culturales indígenas, por lo que habían interiorizado el juicio negativo dominante de “atraso, subdesarrollo, lastra del progreso” que pesaba sobre sus pueblos. Aunque los dirigentes de AIDESEP, la confederación nacional indígena amazónica, que logró del Estado la co-ejecución del programa junto con el Instituto Superior Pedagógico de Loreto, tuvieron la intención política de revalorar la sociedad y cultura indígenas, a consecuencia de la pérdida socio-cultural causada por el sistema escolar instaurado por elInstituo Lingüístico de Verano (ILV), los estudiantes, en su gran mayoría, no candidatearon para ingresar al programa por este tipo de motivación política, sino más bien por tener en el futuro acceso a un sueldo mensual, y, en lo inmediato, beneficiarse de una beca de estudios. Hacerles descubrir y asumir sus propios saberes, saber-hacer y valores exigía un lento proceso de investigación, análisis, interpretación y evaluación.

 (Leer el art{iculo completo en versi{on PDF)

Comments