Educación intercultural para un desarrollo sustentable

publicado a la‎(s)‎ 13 abr. 2012 18:33 por Soporte Web   [ actualizado el 11 jun. 2012 19:58 ]

En el documento de orientación que nos hicieron llegar los organizadores de este evento, un párrafo recomienda:

La hipótesis fue ampliamente confirmada como lo comprueban los resultados concretos de estas prácticas inductivas y explicativas interculturales. Los maestros chiapanecos de la UNEM han producido, ellos mismos y gracias a los fondos donados por el profesor de la UNAM León Portilla, las Tarjetas de Auto-aprendizaje con contenidos indígenas aportados por las investigaciones de ellos mismos y, más allá, ya han capacitado en este método inductivo a otros maestros de otros pueblos en Oaxaca, Puebla y el D.F., en el marco de un diplomado de la UPN, quienes, a su vez, han producido Tarjetas con contenidos indígenas que, en una escuela primaria multigrado, ayudan al maestro a ocupar a los alumnos de todos los grados, dando a los niños, a partir del tercer grado (cuando ya saben leer), tareas prácticas que usan y valoran los conocimientos ya adquiridos en la familia y la comunidad, los amplían por los aportes de otros niños, ya que se trata de un trabajo grupal, de adultos y del maestro.

Estas Tarjetas reconocen la autoría indígena, pues mencionan el nombre de quien ha producido cada Tarjeta, y la asesoría de un grupo de personas que han trabajado conmigo en Iquitos y que han guiado, paso a paso, el proceso de producción, desde el diálogo inicial que hizo comprender a los maestros el reto, los objetivos, las metas sucesivas del trabajo que iban a asumir, hasta la satisfacción de ver los productos acabados, pasando por la investigación, la sistematización y la evaluación pedagógica, así como por la redacción de las incitaciones de los niños a las distintas fases de la tarea, teniendo en cuenta las competencias y habilidades por promover, y las representaciones gráficas (dibujos, pinturas) que dan a los documentos su estética atractiva y explicativa para los niños.

 Estas tarjetas, por toda la filosofía política, pedagógica y metodológica que implicaban, han dado lugar, en el marco de un proyecto financiado por la fundación Ford y conducido por la profesora María Bertely del CIESAS, a la elaboración de un currículo intercultural de primaria, en la que otra organización de maestros chiapanecos, ECIDEA, ha participado con sus propios aportes. Otra vez, los asesores, entre los cuales me encontraba, han guiado el proceso y lo siguen guiando hasta lograr próximamente el resultado, cuya autoría, sin embargo, siempre es indígena.

Con estos logros ganamos nuestra apuesta sobre la gran capacidad creativa indígena, siempre disponible, pero que el sistema educativo nacional no reconoce, no pone en práctica, más bien la deja atrofiarse en tareas técnico-pedagógicas estériles, apoyadas por materiales ajenos a la cultura local, y en la observación de recetas educativas y reglamentos administrativos, reservando su confianza exclusivamente a los “expertos” profesionales, alejados de las comunidades y de su realidad multiforme y compleja, que sus miembros – los maestros comunitarios – han sabido si hábilmente descifrar, sistematizar y operativizar con fines pedagógicos.

Un tercer resultado producido por nuestro método intercultural inductivo es el libro, en tres lenguas maya y castellano, con el título “Los hombres y las mujeres del maíz”, también elaborado por los maestros de la UNEM, en un proyecto de la Ford dirigido por María Bertely y realizado con mi asesoría. Se trata de un manual de educación cívica indígena para comuneros y escuelas que da a los párrafos y términos técnicos, jurídicos, de las leyes nacionales y convenios internacionales (OIT 169, ONU etc.) favorables a los pueblos indígenas el contenido vivencial indígena afín que los comuneros identifiquen de qué, concretamente, hablan estas leyes, qué derechos se derivan de ellas y cómo pueden hacerlos valer y defenderlos ante las autoridades y la sociedad nacional. Nuevamente se trata de una obra de articulación entre el lenguaje técnico y especializado occidental y los contenidos y valores sociales indígenas. Esta articulación significa, por un lado, la liberación de nuevas iniciativas para la defensa de la autonomía indígena, y, por el otro, la ampliación del conocimiento hacia el manejo de categoría legales nacionales, de igual manera como en el currículo intercultural en elaboración, la explicitación de los contenidos indígenas se articula con los conocimientos científicos occidentales: sociales, políticos, ecológicos, físicos, químicos, matemáticos etc.

 

(Leer el art{iculo en versi{on PDF)
Comments